,

La DGT presenta un nuevo sistema para acabar con los puntos muertos

En los últimos días, desde la Dirección General de Tráfico, han presentado un interesante sistema que eliminaría los retrovisores. Aunque, a la vez, ofrecería una visión más completa. Sobre todo para aquellos que conducen vehículos más pesados. 

Siguen existiendo grandes peligros y, muchas veces, éstos vienen potenciados por maniobras donde la visión que tenemos de la carretera no es completa. Como decíamos, una problemática que se multiplica a la hora de circular con autobuses, camiones o tráilers. Por ello, para intentar mejorar la visibilidad sobre los ángulos muertos que representa el uso de los retrovisores. 

El futuro de los retrovisores llega en colaboración con MAN

Por ello, en colaboración con MAN, la empresa especializada en fabricación de camiones y autobuses, Tráfico a presentado un novedoso sistema que elimina los retrovisores pero mejora la visión de los profesionales al volante. Todo gracias a unas pantallas instaladas en puntos similares de los retrovisores – pero en el interior del vehículo – que ofrecen una perspectiva más real del entorno.

Conocido como MAN Optiview, este sistema se basa en cámaras situadas a lo largo del camión en cuestión, para dar al conductor un control total de todo lo que ocurre a su alrededor. Hasta tal punto mejora la visión que MAN ya ha comenzado a usar estos aparatos en algunos de sus vehículos.

Unas cámaras que van a cada lado de las puertas del camión (enfoque y gran angular) para sustituir a los retrovisores laterales. Por otra parte, al lado del acompañante va otra cámara que sustituye a la frontal interior que, como las otras dos, se puede plegar, es resistente al agua y filtra los deslumbramientos.

Por último, en el interior se colocan otras dos cámaras HD que ajustan su brillo de forma automática a las condiciones de la luz y cuyo objetivo es completar la línea de visión para dar una sensación casi total de seguridad. En total, cinco cámaras que tienen una opción última de zoom para poder adelantarse a las maniobras con mucha anterioridad.

Toda una innovación que a partir de este 2022 irá adaptándose poco a poco a los vehículos más pesados para, quién sabe si en un futuro sustituir por completo a los retrovisores incluso en los coches convencionales. Un sistema que cuenta con el visto bueno de la DGT y que suma un nuevo esfuerzo en el objetivo de cero víctimas mortales en carretera para 2050.