,

ACCIDENTES SIN UN CLARO CULPABLE

ACCIDENTES

En los casos de accidentes si no existe un culpable claro, las compañías de seguros de dichos vehículos, compartirán los gastos derivados de los daños materiales.

En el año 2012 el Alto Tribunal sentó jurisprudencia, decretando que:

La solución del resarcimiento proporcional es procedente cuando se acredite el concreto porcentaje o grado de incidencia causal de cada parte implicada, de no ser así (ambos conductores deben responder de los daños personales causado a los ocupantes  del otro vehículo)

“Doctrina de indemnizaciones cruzadas”

Esta nueva sentencia complementa la anterior para los daños en los bienes, si bien el régimen de responsabilidad civil ya no se basa en el principio de solidaridad social, sino en el de culpa o negligencia del conductor.